Peace, love & zapatos tie dye | La evolución de un clásico en el 2020

Escrito por Fernanda Rodríguez en

El tie dye o teñido en la ropa no es una técnica nueva para nadie. Si nos ponemos a pensar en películas de los 60s, seguro que lo visualizaremos como un clásico de aquella época. Y si 60 años de existencia todavía no te parecen suficiente para decir que esta tendencia ha existido desde siempre, basta con saber que el origen del shibori, el término tradicional de este método de teñido en tela, se remonta hasta las antiguas dinastías chinas y japonesas, es decir hace más de 1,100 años.

No creo que haya otra tendencia que podamos decir que lleva más de 1,000 años en la cultura de la vestimenta. O bueno, quizás sí, pero ese no es el tema de hoy. El tema de hoy es que descubramos cómo esta tendencia se logró reinventar una vez más este 2020 y cómo podemos llevarla de una forma contemporánea y cool

 

Desde 2018-2019 se veía venir en las pasarelas un claro resurgimiento de esta tendencia, de colores desteñidos y de tintes imperfectos, pero este 2020 pasó algo que en definitiva aceleró el proceso. ¿Alguna idea de qué habrá sido? (Cof cof, pandemia, cof cof). Llevábamos ya un par de años siguiendo una tendencia hacia colores naturales y estampados nostálgicos, y a partir del Covid-19 este sentimiento no hizo más que potencializarse. Con la gente en casa, resurgieron técnicas de DIY o fabricación casera en la estética popular, además de sentimientos de comodidad en cuanto a imperfecciones y cualidades únicas en nuestros objetos, incluyendo nuestra ropa, claro.

Pero algo se dio distinto en la estética del clásico estampado y es que, a medida que la sobresaturación absoluta de las cosas, incluyendo la del tie dye, nos abrumó junto con el resto del caos de alrededor, la moda dio un cambio hacia un tono más tranquilo. Podemos ver en los colores, en las impresiones de textura e incluso en las siluetas, una reducción de intensidad, un giro hacia paletas más sutiles y calmadas.

      

El tie dye está en todos lados esta temporada, tanto en pasarelas como en tiendas, pero su apariencia luce más reposada que nunca antes, más serena, manifestando una sofisticación apacible y dulce. Los suaves tonos parecidos a una acuarela, los colores pasteles y los matices claros, nos ofrecen en este estampado, típico representante de “paz y amor”, una alternativa a su clásico tinte vibrante, surgiendo una nueva forma de reflejar el bienestar y la calma que todos hemos buscado tanto estos últimos meses.

Así que ya sabes, si los colores pastel te transmiten esa vibra de calma y esta tendencia te gusta, este es tu momento para explotarla al máximo en todas sus facetas: ¡Ropa, accesorios y hasta zapatos! 

 

Sweet Arcangel - Masiosare
¡Aprovecha la preventa de nuestro nuevo modelo!

Post antiguo

RSS

0 commentarios

Déjanos un comentario